Atención·Sin categoría

Beneficios de jugar con luces y sombras

¡Buenos días de jueves, pececitos! ¿Qué tal vais?

Por aquí seguimos ideando miles de cosas para trabajar este verano de la forma más divertida, pero manteniendo nuestra labor en el aprendizaje de todas las personas con las que trabajamos.


Hoy os traigo una manualidad de luces y sombras muy facilita de poner en marcha:

¿Porqué creo que es bueno jugar a luces y sombras? ¿Qué estamos desarrollando?


Una de las ventajas más claras del juego con luces y sombras es el maravilloso desarrollo de la creatividad y la imaginación de las personas, porque podemos realizar miles de historias de las cosas que vamos mostrando y porque ellos mismos pueden crear las luces y sombras según ven las cosas y las imaginan.


A su vez, estamos desarrollando el conocimiento o pensamiento abstracto, puesto que vemos la sombra e imaginamos cómo es realmente la imagen. Es más, podemos crear la imagen aparte, reflejar la sombra en la pared y que vayan pegando encima la imagen correspondiente para asociarlo.


Si en vez de utilizar la manualidad que hoy presento, y como decía anteriormente son las personas quienes propiamente hacen con sus manos y cuerpo las formas, estaremos trabajando la expresión corporal.


Partiendo de las sombras que nosotros elijamos, podemos trabajar animales, geometría, letras, números…


Pero, para mí, hay un trabajo muy muy bueno detrás de este tipo de recurso, y es el trabajo del miedo.


El miedo es innato y muchas personas, incluso de adultas, sufren esta emoción por motivo de oscuridad. Esto suele darse porque el sentido que más usamos en el día a día es el de la vista y cuando pasamos a perderla, nos faltan estrategias de afrontamiento.


Cuando se trata de pequeños, debemos entender que un “no tienes que tener miedo” no es la solución a su sufrimiento, puesto que ellos siguen sin entender la razón por la que no deberían tenerlo. Lo mejor es mostrarles poco a poco lo que se esconde detrás de sus miedos. Una de las formas, es trabajarlo a través de este tipo de juegos que hoy mostramos.
Si jugamos con ellos en la oscuridad, aprenderán a que las sombras que aparecen en la noche en las paredes de la habitación tienen una historia detrás y no son peligrosas. Cuando se vaya la luz, verán una oportunidad de diversión sin necesidad de meterse debajo de la cama. Asimilarán que la noche es una parte más del día y que la oscuridad también es necesaria.

¿Cómo podemos elaborar la manualidad?


En el perfil de IG os dejo un reel en el que lo explico, pero básicamente necesitamos:

  • Un vaso de plástico pequeño.
  • Un poco de papel transparente.
  • Un rotulador permanente.
  • Una linterna o móvil.
    Lo primero que debemos hacer es dibujar lo que queremos en el papel transparente. Yo siempre hago más de un dibujo y así aprovecho el mismo papel para diferentes sombras. En este caso escogí la temática del fondo del mar (por eso de ser La Pecera) y así trabajamos diferentes animales.
    Después, cogemos el vaso y recortamos la parte de apoyo.
    Ponemos el papel transparente y lo situamos en esa parte recortada. Yo uso papel film por lo que queda bien sujeto al vaso y no necesito utilizar celo para la sujeción, algo super importante si hemos hecho más de un dibujo, porque el papel no se estropea y lo podemos manejar bien para cambiar de sombra.
    Ponemos la linterna en la parte contraria a la imagen, enfocándola, y ¡listo! ¡Ya tenemos nuestra sombra!

¡Espero que disfrutéis mucho del material y lo pongáis en práctica!

Un abrazo,

Lucía Hdez Maíllo.

Atención

Terapia mandalas

¡Buenos días, pececitos!  

Hoy os desvelo en primera persona mi mayor relajador: el libro de mandalas.      


Cuando tuvimos que entrar de la noche a la mañana en cuarentena, fue un golpe muy duro.

Soy una persona acostumbrada a no parar mucho quieta, y parar todo de golpe tuvo un efecto en mí muy negativo, por lo que tenía que rescatar del baúl de “las cosas que te gustan, pero no tienes tiempo a hacer” mi “pasión” por la pintura.  

Siempre me gustó dibujar y pintar, aunque reconozco que no invierto demasiado tiempo en ello, y volver a reencontrarme con esto en cuarentena, supuso muchos beneficios para mí.  

El libro de mandalas, además de trabajarlo en primera persona, lo he trabajado como actividad en varios de mis trabajos y es que, como antes señalaba, los beneficios son muchos y nos permite trabajar muchas cosas, entre estas:  
– Si utilizamos mandalas con patrón, fomentamos la atención y, en cualquier caso, la concentración.
– Si usamos mandalas sin patrón, desarrollamos la creatividad, al igual que si somos nosotros mismos quienes creamos el mandala desde cero.
– Durante el tiempo que permanecemos pintando, nuestro cuerpo se calma y no piensa en nada más que en la tarea concreta. 
– En niños, trabajamos la paleta de colores y las formas geométricas. Trabajamos percepción también buscando formas en el mandala.  

Yo tengo el libro de “80 mandalas & pensamientos positivos” de la editorial Pegasus y me encanta porque al lado de cada mandala viene una frase que, aunque parezca que no, nos motiva a pintar el mandala de una u otra forma según lo que esa frase nos transmita. Además, viene una primera página para que podamos probar nuestros colores antes de aplicarlos al dibujo real.  

Pero no todo son mandalas en libro o página, existen otras ideas de actividades como, por ejemplo:
– Tejer mandalas con lana.
– Pintar mandalas en piedras.
– Pintar cuadros con mandalas.  

Ahora que llega el veranito creo que es buen momento para dejar la imaginación volar y trabajar este tipo de actividades tanto con peques como con mayores.  

Abrazo gigante,    

Lucía Hdez Maíllo.
Atención·Juegos de mesa

Monstruomemory

¡Buenos días, pececitos!

Llevaba tiempo reciclando los tapones de los cartones de leche para crear diferentes actividades. Una de ellas es mi “Monstruomemory” y os la presento a continuación:

¿En qué consiste?

Tenemos 10 monstruo personajes y cada uno es representado 2 veces, por lo que el juego al completo tiene 20 piezas (tapones).

Debemos dar la vuelta a las piezas para no ver el monstro que se esconde detrás y moverlas varias veces para que se mezclen entre sí.

El juego consiste en que cada persona, en su turno, levante dos piezas. Si estas son iguales (tienen el mismo monstruo), se las queda; si son diferentes (distinto monstruo) las da la vuelta y vuelve a dejarlas en su sitio.

Quien más piezas consiga, ¡gana!

¿Qué trabajamos con este juego?

Fundamentalmente, favorece los procesos cognitivos básicos, es decir, la percepción, la atención y la memoria. En el juego, debemos concentrarnos y prestar atención a lo que los demás levantan, porque si se equivocan, debemos recordar dónde está cada pieza si queremos después levantarlas correctamente y conseguir parejas. Además, debemos prestar atención al hecho de que hay dos monstruos por color y algunos comparten características (dos monstruos morados, dos rojos, dos azules, dos verdes, dos amarillos, dos con tentáculos…), por lo que debemos recordar esos detalles para hacerlo bien. De este modo, también podemos trabajar los colores.

Otra de las cosas que trabajamos son las normas en el juego. Es muy importante aprender a respetar los turnos.

Durante el juego, podemos trabajar el control de emociones. Parar, respirar y respetar a los demás cuando ganamos, perdemos o nos confundimos.

Cuando acaba el juego, también trabajamos el conteo. Necesitamos saber cuántas fichas tenemos para saber si hemos ganado o no. Además, podremos trabajar el orden: quién ha sido primero, quién segundo…

Lo mejor de este juego, sin duda, es que es todo visual, por lo que cualquier niño o adulto puede jugar a él.

Un abrazo, Lucía Hdez Maíllo.

Atención·cálculo·lectoescritura

Practicando la lógica ortográfica

¡Hola, pececitos! ¿Cómo estáis?

Hoy vengo a enseñaros la nueva adaptación de mi cubo de Rubik para trabajar la ortografía:

El cubo de Rubik tiene mil ventajas en la persona que lo trabaja, desde el control de emociones (debemos tener paciencia y calmarnos cuando no nos sale), pasando por el razonamiento lógico (pensar cómo mover unas para conseguir juntar otras) y llegando a trabajar la resolución de problemas.

En mi caso, lo cree para que la persona con la que trabajaba asociase palabras con cada regla ortográfica de una manera más lúdica, puesto que a veces, leer empieza a “aburrirles” y mi fin era evitar que empezase a rechazar la lectura. Por lo que empezamos a manejar este tipo de tareas.

En este caso, una vez adaptado, sumamos entones la asociación de palabra a regla ortográfica. Como veis, todas las imágenes representan una palabra que se escribe con alguna de las letras que más problemas nos dan a la hora de seguir la ortografía (y, ll, b, v…) y cada regla de ortografía se corresponde con un color. Por lo que, en un principio, los niños o personas tratarán de realizar el cubo siguiendo la lógica del color (sitúan el elemento en su espacio correspondiente, por lo que trabajamos inteligencia espacial también), para después ir razonando porqué esa imagen va en ese color. Por supuesto, de manera previa necesitan tener conciencia de las reglas ortográficas.

No es necesario decir, que a su vez estaremos realizando trabajos motrices óculo-manuales (giro) y habilidad matemática (cuántos giros para llegar a X sin que Y se distorsione).

Yo recomiendo su uso a partir de los 8 años, siempre respetando las características de cada personas, por supuesto.

¿Cuántas cosas más creéis que se trabajan con esta adaptación?

Un abrazo,

Lucía Hdez Maíllo.

Atención·cálculo

¡Cuántos dinosaurios!

¡Hola, hola, pececitos! Otro jueves más que nos pasamos por aquí para añadir a nuestra lista de recursos uno más.

Esta vez queremos presentaros este recurso, sencillo pero muy versátil:

Durante mis apoyos educativos a unx de mis alumxs descubrí que le encantaban los dinosaurios y, yo que intento ajustarme al máximo a sus características e intereses, comencé a crear recursos que llamaran más su atención y nos permitieran trabajar cualquier cosa a la vez que aprendía lo que más le gustaba.

El material que hoy presentamos cuenta con diferentes fichas:

  • Las fichas de “¿Cuál no se repite?”.
  • Las dichas de “¿Cuál se repite?”.
  • Las fichas de “¿Cuántos hay?”.

Gracias a estas fichas podemos trabajar diferentes cosas, por ejemplo:

  • Con las fichas de ¿Cuál no se repite?” y “¿Cuál se repite?”, además de la atención al buscar cuál se repite o cuál no, podemos trabajar el cálculo si pedimos que cuenten cuántos dinosaurios hay verdes, cuántos dinosaurios hay rojos… lo que nos ayuda a trabajar los colores a la par.

También podemos trabajar las características de los dinosaurios como ¿quién tiene cuernos? ¿quién vuela?… o directamente que nos digan ellos las diferencias y similitudes que existen entre ellos.

  • Con las fichas de “¿Cuántos hay?” podemos trabajar el cálculo señalando los dinosaurios que se nos pide en la fila inferior, pero también podemos realizar sumas de todos los dinosaurios verdes, todos los dinosaurios azules…. Y podemos trabajar de la misma forma que trabajábamos con las fichas anteriores: decir características, trabajar adjetivos, colores, formas….

A mayores, con ambas fichas podemos trabajar lectoescritura e ir buscando información de cada uno de los dinosaurios que vienen en las fichas para que puedan escribir los nombres o incluso inventarse un código de escritura y convertir a cada dinosaurio en una letra, ¡Solo hay que dejar la imaginación en marcha!

Espero que os haya gustado mucho el recurso y dejéis la imaginación volar para crear muchos más,

Un abrazo,

Lucía Hdez Maíllo.

Atención

Pepín, el robotín

Buenos días, pececitos,

hoy me he levantado y he empezado el jueves un poco “robotizada”:


Pepín es un robot muy versátil. Tan pronto nos hace jugar con los patrones, como nos enseña a trabajar la izquierda-derecha o nos hace reír un rato mientras practicamos la imitación.

Antes de pasar a la explicación de las diferentes versiones del juego, quiero hacer hincapié en la diferencia existente entre “patrón” y “serie”. Cuando hablamos de patrones hacemos referencia a las fichas en las que vienen colocados ya los Pepín en diferentes posiciones, es decir, es un modelo que nos sirve de referencia para crear otro igual. Sin embargo, si hablásemos de series, hablaríamos de realizar una secuencia de Pepines que serían ordenados siguiendo algún criterio, como color o tamaño, por ejemplo. En el caso de Pepín, solo podemos hacer series si seguimos el criterio “modo”, es decir, “dos Pepines saltando, uno pensando, dos saltando, ¿y ahora? ¿qué iría?”. Nuestro juego no permite esa modalidad porque no cuenta con fichas repetidas de cada Pepín, ¡pero se podría crear perfectamente!

VERSIÓN 1 del juego, PATRONES: Trabajamos con todas las fichas del material. Hay patrones de tres y patrones de cuatro, de ahí que la ficha de colocación tenga la numeración hasta cuatro. En este modo de juego debemos visualizar el patrón y buscar las fichas de Pepín correspondientes para colocarlas en orden, como en la imagen.

VERSIÓN 2 del juego, IZQUIERDA-DERECHA: Trabajamos con las fichas de patrones. Vamos señalando al alumno/a, desde la ficha de patrón, una imagen de Pepín e indicándole si tiene que buscar al Pepín de su derecha o al Pepín de su izquierda. El alumno/a debe coger el correspondiente entre las fichas de Pepín. También podemos jugar diciendo, por ejemplo: Debes buscar todos los patrones en los que se represente el Pepín sentado a la derecha del Pepín que salta.

VERSIÓN 3 del juego, IMITACIÓN: trabajamos con las fichas de Pepín. Vamos enseñando, de una en una, las fichas de Pepín y el alumno/a las va imitando. Cuando hayamos hecho todas, podemos pasar a las fichas de patrones e imitar el patrón completo.
¡Por cierto, en el juego de imitación, podemos convertirlo en mímica! Cogemos la ficha y, sin que la vea el otro, representamos la escena para que el otro adivine qué Pepín es. A mi esta variable me gusta por parejas, cada vez uno, y si solo estamos profesional-niño, fomentaremos la conexión y las risas estarán aseguradas.

A través de este material podemos trabajar la capacidad atencional y la concentración, la memoria, la coordinación, la expresión corporal, las normas y un montón de cosas más.

¡Espero que os haya gustado la tarea del día!

Un abrazo inmenso,

Lucía Hdez Maíllo.
Atención·Dislexia·lectoescritura·necesidades educativas

¿De quién es?

¡Buenos días, pececitos!

Amanece con solete el jueves y ya estamos planeando, ¿cómo nos desplazaremos (y con quién) hoy?

El recurso que hoy os presentamos, tiene distintos objetivos de trabajo:

  • Reforzar la lectura.
  • Estimular el sentido auditivo.
  • Desarrollar la comprensión lectora.
  • Trabajar la atención y la concentración.
  • Fomentar el aprendizaje del proceso de descripción.
  • Vocabulario como transporte, familia, colores…
  • Desarrollar la “investigación” por pistas.
  • Trabajar asociación imagen-palabra.

Para utilizarlo, podemos trabajarlo de manera individual, o por parejas.

Si lo utilizamos de manera individual, podemos leer nosotros la tarjeta y que la persona con la que trabajemos busque a lo que estamos refiriéndonos (estimulamos el canal auditivo), o puede leer él directamente las pistas para después buscar el transporte correspondiente (refuerzo de la lectura).

De manera colectiva, cada niño coge una pista y la lee en alto, por turnos, y una vez leída tienen que buscar el familiar/transporte que se describe (las pistas preguntas de quién es, pero primer debemos saber qué es). El niño que primero lo encuentre se queda la tarjeta. Así hasta que se acaben las pistas. Habrá ganado quien más pistas tenga en su poder. Lo bueno de esta versión es que trabajar a la vez estimulación oral y auditiva y, además, también trabajas normas.

Si no solemos trabajar a través de la competición, podemos hacer que los niños lean juntos la pista (cada vez uno) y lleguen a un consenso entre los dos sobré qué es lo que buscamos, a quién le pertenece y porqué creen que es eso. De esta forma estaremos ayudando a desarrollar el razonamiento y la reflexión, además de promover el trabajo en equipo.

Ojo, lo normal es usar este recurso cuando ya se conocen los transportes, porque hay pistas que no se visualizan directamente en la imagen, por ejemplo, datos como que lleva volante o cinturón, que esos datos deben conocerlos ellos de antemano.

Este recurso es apropiado para niños de primaria en adelante, y, al ser visual y contar con pistas tan detalladas y sencillas, podemos utilizarlo con niños con necesidades educativas, teniendo siempre en cuenta las características del niño y su nivel de adquisición, para lo que, si es necesario, se pueden hacer adaptaciones en el recurso.

¿Qué os ha parecido el material de hoy?

Un abrazo inmenso,

Lucía Hdez Maíllo.

Atención

Tierra, mar y aire

¡Jueves a la vista, pececitos! ¿Preparados para embarcar en una nueva aventura?

Abrimos el día con un juego muy chulo en el que aprendemos con los animales:

¿Cómo trabajamos con este material?

Este material, al que llamamos “tierra, mar y aire”, nos presenta en una tabla diferentes colores en la parte superior y, en la parte lateral izquierda, el aire, el mar y la tierra.

Nosotros tenemos diferentes animales de diferentes colores y debemos situar a cada uno de ellos en su hábitat, siguiendo también el esquema de colores, tal como podemos ver en la imagen.

¿Qué vamos a trabajar?

A través de este recurso, trabajaremos la atención, el repaso de conceptos de tierra, mar y aire y animales, los colores, relación hábitat-animal, clasificación.

Si jugamos con los animales, además podemos trabajar diferencias y similitudes entre ellos, y aprender más cosas sobre su alimentación, crianza, rutinas, etc.

También podemos aprovechar y preguntar qué otros animales pueden convivir con ellos en esos hábitat o qué animales podríamos poner en los cuadros que quedan en blanco.

Por último, creo que es un buen recurso para que se sientan vinculados a la naturaleza y aprendan a respetarla.

Creo que es un recurso genial para introducirnos en el mundo animal en el primer ciclo de primaria.

Un abrazo inmenso,

Lucía Hdez Maíllo.

Atención·lectoescritura

Sudokus de letras

¡Hola, pececitos! Hace no mucho, en nuestras autoentrevista exactamente, os hablábamos de un recurso que eran los sudokus de letras.

Hoy estamos aquí para enseñaros los que nosotros hemos elaborado:

¿Qué y cómo trabajamos con este material?
Con este recurso podemos trabajar, entre otras cosas:

  • Atención, porque tienen que ir pensando dónde va cada letra sin repetirla.
  • Resolución de problemas, estrategias de razonamiento, y estimulación cognitiva.
  • Lectoescritura, ya que tienen que ir escribiendo las letras.
  • Percepción visual, puesto que cada letra tiene un color.
  • Normas, porque no pueden superar el juego sin seguir las indicaciones.

El sudoku es un juego japonés que en su versión original consta de una cuadrícula de 9x9casillas. Cada casilla corresponde a un elemento individual que contiene los números del 1 al 9 (en nuestra versión son letras de la A hasta la I). Cada casilla está en una fina, en una columna y en una región simultáneamente (las regiones son las creadas por 3×3 casillas). El objetivo es que, el jugador vaya colocando los dígitos o letras en cada casilla, de forma que complete todas sin que se repita ninguno en la misma fila, columna o región.

Como podemos ver en la imagen, existen los llamados dígitos iniciales, que son los que ya vienen puestos en el juego como pista para el inicio.

Este juego tiene la ventaja de que presenta diferentes niveles de dificultad y, por lo tanto, a medida que vamos superando retos, podemos ir subiendo de nivel y adquirir mayores habilidades de razonamiento.

¿Sabias que existe una variedad de sudoku denominada Supersudoku? En este caso, la cuadrícula se compone de 16×16 casillas y se divide en 16 regiones de 4×4. El objetivo es colocar en ellas los dígitos del 1 al 9, pero además, ¡las letras de la A hasta la G!

Existen muchísimas más variedades, cada una planteada de una manera, ¡os animo a descubrirlas todas!

Creo que este tipo de recurso es más indicado para alumnos del último sector de primaria, puesto que requieren una cognición más elevada. Pero es un recurso que podemos variar de mil maneras, puesto que podemos hacerlo más pequeño y con menos letras, por ejemplo, solo con las vocales, y ayudar a los más pequeños a ir respondiendo a ellos. En el caso de personas sin lectoescritura, estos se pueden realizar también con dibujos, porque son más visuales. ¿Qué opináis? ¡Os leo!

Un abrazo inmenso,

Lucía Hdez Maíllo.

Atención·inglés primaria

Tutifruti

¡Hola, pececitos! Arrancamos el jueves con un recurso muy animado, el “Tutifruti”

¿Qué trabajamos con este material?

Con este recurso nos centramos principalmente en la atención.

¿Cómo vamos a trabajar lo anteriormente dicho?

El uso del material es muy sencillo. La persona con la que trabajamos tiene que buscar agrupaciones de tres frutas, que pueden presentarse en horizontal, vertical y diagonal.

En mi caso, es una tarea que también uso con los más pequeños de primaria en el repaso de las frutas y los colores, tanto en castellano como en inglés, ya que cuando van haciendo agrupaciones me van diciendo qué fruta han agrupado y su color.

¿Con quién trabajaría este recurso?

Yo lo enfocaría para niños con problemas de atención principalmente, aunque, si lo usáis del modo de repaso que os indicaba, podéis trabajarlo con cualquier niño de los primeros ciclos de primaria.

Si trabajamos con niños con TDA (con o sin hiperactividad) debemos tener en cuenta que estos, en la mayoría de las ocasiones, presentan confusión e inatención, y esto supone una pérdida importante de la información que se le transmite. Pueden, además, presentar un tempo cognitivo más lento y suelen tener dificultades a la hora de memorizar y retener nueva información.

¿Qué va a ocasionar todo esto? Pues principalmente esto va a suponer que en las instrucciones orales o escritas cometan errores. De ahí que sea tan importante el trabajo mediante recursos que fomenten su atención, entre otras cosas.

Por favor, no tachéis a todos los niños con déficit de atención como niños hiperactivos, porque no siempre esto se cumple. Es más, existen tres subtipos de TDA (predominante inatento, predominante hiperactivo-impulsivo y combinado) y tan solo en dos de ellos se da el déficit de atención junto a la hiperactividad, ¡Oto día hablaremos de las características que supone por una parte la inatención y por otra al hiperactividad!.

Un abrazo inmenso,

Lucía Hdez Maíllo.