Dislexia·lectoescritura·necesidades educativas

Mi caja Teacch en lectoescritura

¡Bueeeeeenos días, pececitos!

Hace ya tiempo os hablaba de los beneficios de trabajar con las cajas Teacch (en especial las de mi querida Patricia, de @teachingbox) en mis publicaciones de IG, además de que Patricia nos explicó los mismos en una entrevista que le hicimos en diciembre del pasado año para nuestro blog, la cual podéis encontrar en el apartado entrevistas del mismo.

En el día de hoy, quería presentaros el material que he creado para adaptar la propia caja a la lectoescritura, y este es el resultado:

Tan solo he necesitado unos palos de pinchos morunos de colores que son de plástico duro y muuuuuuchas imágenes y letras para trabajar palabras de 7 letras.

¿Cómo podemos trabajar con él?

La verdad es que como siempre digo, cualquier material es bueno para trabajar si tenemos la meta clara y, en este caso, he fijado varios objetivos de antemano, aunque a mayores podamos trabajar otros más específicos:

  • Con el objetivo de trabajar la asociación imagen-palabra, el funcionamiento del material consistiría en que el profesional coloque en el primer agujero una imagen y la persona con la que trabajemos escriba primero en un papel la palabra que se corresponde a la imagen y después la forme en la caja buscando las letras, una a una, entre los palos de letras. Esto también nos ayudará con la ortografía.
  • Con el objetivo de asociar imagen-letra, podemos trabajar de diferente manera. En este caso, el profesional sitúa una letra en el primer agujero de la caja y la persona con la que trabajamos busca los palos de imágenes cuya palabra se inicie con esa letra.

En ambos casos, al acabar, podremos preguntar “¿qué más se escribe con esta letra?”, o, por ejemplo, “¿por qué crees que se escribe con b y no con v?”.

Lo ideal es que siempre nombren qué aparece en la imagen y lean las palabras.

Partiendo desde esos objetivos generales, también podemos rellenar toda la caja con palabras (hay cuatro espacios para crear palabras) y que se inventen una historia con esas palabras que después deberán leer, lo que nos ayudará con la escritura, la ortografía, la expresión, la creatividad…

Otra cosa que podemos hacer es clasificar las palabras: separarlas por cómo empiezan, por número de sílabas, por si son animales, cosas, profesiones….  En este caso, trabajamos la atención, el léxico, las clasificaciones, identificación silábica…

¡Hay mil maneras de trabajar con el material, sin duda!

Un abrazo, Lucía Hdez Maíllo.

Dislexia·lectoescritura·necesidades educativas

Mis tarjetas de sonidos

¡Hola, hola, pececitos!

Como habéis podido ir comprobando en este mes, al ser el mes de la lectura y la lengua española, he querido centrarme en ofrecer recursos dirigidos a las letras (cuentos, materiales, entrevistas del ámbito…).

Hoy quería presentaros mi recurso de letras y sonidos:

Es un recurso que cuenta con fichas donde tenemos cada letra acompañada de las vocales y, a mayores, un montón de monedas con palabras.

¿Cómo podemos trabajar con él?

Trabajamos primero los sonidos que aparecen en cada una de las tarjetas y, más tarde, tenemos dos opciones:

  • Mostrar todas las tarjetas en el espacio e ir poniendo encima cada moneda que represente el sonido de la tarjeta.
  • Ir sacando una por una las tarjetas para ir poniendo las monedas con las palabras que se correspondan a cada sonido.

Yo suelo ser partidaria de la primera opción puesto que la primera, al presentar todas las tarjetas, puede influir en la atención y potenciar el “despiste”.

En un nivel superior del trabajo con el material, podemos incluso crear historias con las monedas de palabras, hacer clasificación de palabras y diseccionar en sílabas las monedas de palabras.

¿Porqué me gusta tanto este material?

Hay niños, como aquellos que tienen dislexia, que necesitan trabajar diferentes áreas fonológicas y gramaticales, todas ellas abordadas desde este material.

Con este material trabajamos:

  • Conciencia silábica/identificación silábica.
  • La lectura: reforzamos los sonidos y los asociamos con palabras y si lo usamos con los más peques, podemos trabajar solo con las fichas de letras para introducción a la lectura.
  • Comprensión mismo sonido-diferente letra.
  • La ortografía puesto que vemos las diferentes palabras y porqué llevan unas B/V, C/K/Q.…, lo que también nos ayuda a trabajar el razonamiento y la atención.
  • Si las usamos para la creación de historias, además, trabajaremos imaginación y morfosintaxis…
  • Podemos trabajar también la clasificación de palabras a través de las monedas.

Al estimular en el niño la conciencia fonológica y silábica, contribuimos al refuerzo-aprendizaje de las reglas de correspondencia fonema-grafema, lo que nos ayuda a trabajar en el desarrollo y corrección del área de lectoescritura.

Un abrazo,

Lucía Hdez Maíllo.

Discapacidad·Dislexia·lectoescritura·necesidades educativas

Dinopalabras

¡Muy buenos días, pececitos! ¿cómo estamos hoy?

Si hace poco amanecíamos con un robot en casa, hoy amanecemos entre dinosaurios:

Los pequeños dinos tenían tanta hambre que se han comido nuestra historia y se han repartido cada uno de ellos un grupo de palabras (sustantivos, verbos, adjetivos y determinantes).

¿Cuál es el proceso de trabajo?

Contamos con taco de fichas de palabras, según la clasificación de arriba, que están esparcidas por la mesa sin orden.

La persona con la que trabajamos debe clasificar una a una esas palabras y ponerlas en el huevo de dinosaurio correspondiente, por ejemplo: la palabra cabaña en el huevo de dinosaurio de los sustantivos y la palabra volvió en el huevo de dinosaurio de los verbos.

Una vez que todas las palabras han sido clasificadas, las repasamos y, a partir de aquí, podemos llevar a cabo, entre otras, otras actividades, como, por ejemplo:

  • Crear historias partiendo de las palabras que hemos ido clasificando cogiendo una de cada huevo.
  • Crear palabras partiendo de otras palabras.
  • Trabajar los tiempos verbales.
  • Antónimos con los adjetivos.

Es un recurso muy bueno para trabajar en el área de lectoescritura, puesto que trabajamos clasificación morfológica, tiempos verbales, escritura, ortografía, palabras derivadas, etc., pero además trabajamos otros aspectos como la atención.

Recomiendo este material para trabajar la lectoescritura en ámbito de discapacidad intelectual, así como para el refuerzo de la misma en alumnos con TDA o dislexia, entre otros, teniendo en cuenta que dependiendo con quién trabajemos, el uso del material será diferente.

¿Qué os aparecido el nuevo recurso?

Un abrazo inmenso,

Lucía Hdez Maíllo.

Dislexia·lectoescritura

Ahorrando hiatos y diptongos

¡Muy buenos días y feliz martes, pececitos!

Llegamos a fin de mes y, como veis, ¡unos ahorramos energía y otros hiatos y diptongos!:

¿Qué incluye este súper recurso?

El recurso “Ahorrando hiatos y diptongos” incluye varios materiales, como: la plantilla de huchas”; una ficha de explicación de los hiatos y diptongos; una ficha de explicación de las vocales abiertas y cerradas; varias fichas de palabras que contienen hiato o diptongo; y varias fichas de imágenes que representan palabras que contienen hiato o diptongo.

¿Qué vamos a trabajar a través de estos materiales?

El principal objetivo es la comprensión de la formación de hiatos y diptongos, pero, de manera paralela podremos trabajar la atención, la disección de palabras, la asociación palabra-imagen, ortografía, conciencia silábica…

¿Cómo podemos trabajarlo?

El primer paso es trabajar la comprensión de hiatos y diptongos de manera “teórica”, mediante la ficha de vocales abiertas y cerradas y las fichas de explicación de hiato y diptongo.

Yo suelo explicar que tenemos unos amiguitos que tienen problemas (vocales débiles) y necesitan de nuestra ayuda para resolverlos (vocales fuertes).

Nuestros amiguitos son Iñigo y Úrsula (i, u, vocales débiles) y nosotros somos Antonieta, Eric y Oliver (a, e, o, vocales fuertes).

Antonieta, Eric y Oliver siempre son fuertes, pero Íñigo y Úrsula necesitan un apoyo para ser fuertes, y ese apoyo es Matilde, la tilde.

Íñigo y Úrsula siempre se pegan a otros para formar diptongos o triptongos, pero Antonieta, Eric y Oliver son tan fuertes que se separan y forman hiatos.

Una vez explicado esto, que lo podemos representar de manera gráfica con dibujos de quién sería quién además de apoyarnos en la ficha de las vocales, pasamos a practicar con la ficha de las huchas y las fichas de palabras.

En cada uno de los cerditos debemos meter la palabra que se indique. Un cerdito ahorrará los hiatos y el otro los diptongos.

Puesto que el material es plastificado y podemos escribir sobre él (Siempre con rotulador especial de pizarra), en caso de duda el alumno puede separar en sílabas la palabra para asegurarse.

Cuando esta parte está bien trabajada, podemos pasar a trabajar con las fichas de representación visual, y el funcionamiento será el mismo que el anterior.

¿Con quién podemos utilizar este material?

Podemos utilizarla con niños de primaria en sus primeros contactos con los hiatos y diptongos, o niños con dificultad de aprendizaje. Sería muy buen material para trabajar con niños que presentan dislexia.

Un abrazo inmenso,

Lucía Hdez Maíllo.

Atención·Dislexia·lectoescritura·necesidades educativas

¿De quién es?

¡Buenos días, pececitos!

Amanece con solete el jueves y ya estamos planeando, ¿cómo nos desplazaremos (y con quién) hoy?

El recurso que hoy os presentamos, tiene distintos objetivos de trabajo:

  • Reforzar la lectura.
  • Estimular el sentido auditivo.
  • Desarrollar la comprensión lectora.
  • Trabajar la atención y la concentración.
  • Fomentar el aprendizaje del proceso de descripción.
  • Vocabulario como transporte, familia, colores…
  • Desarrollar la “investigación” por pistas.
  • Trabajar asociación imagen-palabra.

Para utilizarlo, podemos trabajarlo de manera individual, o por parejas.

Si lo utilizamos de manera individual, podemos leer nosotros la tarjeta y que la persona con la que trabajemos busque a lo que estamos refiriéndonos (estimulamos el canal auditivo), o puede leer él directamente las pistas para después buscar el transporte correspondiente (refuerzo de la lectura).

De manera colectiva, cada niño coge una pista y la lee en alto, por turnos, y una vez leída tienen que buscar el familiar/transporte que se describe (las pistas preguntas de quién es, pero primer debemos saber qué es). El niño que primero lo encuentre se queda la tarjeta. Así hasta que se acaben las pistas. Habrá ganado quien más pistas tenga en su poder. Lo bueno de esta versión es que trabajar a la vez estimulación oral y auditiva y, además, también trabajas normas.

Si no solemos trabajar a través de la competición, podemos hacer que los niños lean juntos la pista (cada vez uno) y lleguen a un consenso entre los dos sobré qué es lo que buscamos, a quién le pertenece y porqué creen que es eso. De esta forma estaremos ayudando a desarrollar el razonamiento y la reflexión, además de promover el trabajo en equipo.

Ojo, lo normal es usar este recurso cuando ya se conocen los transportes, porque hay pistas que no se visualizan directamente en la imagen, por ejemplo, datos como que lleva volante o cinturón, que esos datos deben conocerlos ellos de antemano.

Este recurso es apropiado para niños de primaria en adelante, y, al ser visual y contar con pistas tan detalladas y sencillas, podemos utilizarlo con niños con necesidades educativas, teniendo siempre en cuenta las características del niño y su nivel de adquisición, para lo que, si es necesario, se pueden hacer adaptaciones en el recurso.

¿Qué os ha parecido el material de hoy?

Un abrazo inmenso,

Lucía Hdez Maíllo.

Atención·Discapacidad·Dislexia·lectoescritura·necesidades educativas·Trastorno del espectro autista (TEA)

Martín el gnomo y las letras

¡Hola, pececitos! ¿Cómo ha ido la vuelta al cole?

Yo reconozco que estos días aún me están costando un poquito amoldarme a las idas y venidas, pero sé que en una semana habré recuperado la marcha, ¡no problem!

Este martes estamos en el blog para enseñaros una tarea de discriminación de letras que nos permite asentar las bases de la lectoescritura. Este material lo hemos llamado “Martín el gnomo y las letras”:

¿Qué trabajamos con este material?

Mediante este recurso, a través de diferentes formas de uso, podemos trabajar, entre otras cosas:

  • Discriminación de letras.
  • Ortografía.
  • Abecedario.
  • Asociación.
  • Imaginación.
  • Atención.

¿Cómo vamos a trabajar lo anteriormente dicho?

El material de “Martín el gnomo y las letras” es un recurso de múltiples usos. A continuación, voy a señalar algunas, pero seguro que a vosotros se os ocurren muchísimas más:

  1. Ponemos a Martín en el centro de la mesa, a un lado colocamos las letras y al otro los círculos de representación de diferentes cosas.
    El profesional o persona que esté trabajando con el usuario coloca una letra en la ventana de la casa-seta y el usuario debe buscar las palabras que se inicien con esa letra. Por ejemplo, pedimos buscar la F y debemos colocar la flor, la flauta…
  2. Misma dinámica que la anterior, pero esta vez el usuario debe buscar imágenes que contengan esa letra para hacer la discriminación. Por ejemplo, colocamos una H y tienen que buscar las palabras con H, o ponemos la V y tienen que buscar palabras que contengan la V.
  3. Cuando hayamos finalizado las anteriores dinámicas (1 o 2) podemos jugar a crear historias con las imágenes de cada letra. Por ejemplo, hemos pedido buscar palabras iniciadas por A y tenemos las imágenes de una avispa, un anillo y una abeja, pues tenemos que crear una frase con esas tres palabras, lo que fomentará la imaginación. Esa frase podemos escribirla o verbalizarla. Si la escribimos, además trabajaremos la grafía.
  4. También podemos pedir, al haber finalizados las dinámicas, que además de las palabras ya señaladas en las imágenes, nos digan más con esa letra (que inicien, contengan o acaben).

Como veis es muy versátil y podemos hacer mil cosas con el recurso, siempre y cuando tengamos claros los objetivos que perseguimos al trabajar con el usuario, al igual que sus características.

¿Con quién trabajaría este recurso?

Yo lo enfocaría para niños con necesidades educativas como puede ser discapacidad intelectual, dislexia o TEA, entre otros, siempre, como señalaba antes, teniendo en cuenta las características y los objetivos.

No todos los usos que podemos darle al material son aptos para cualquier usuario, ni son aptos para todas las etapas. Es muy importante tener eso claro para conseguir lo que buscamos.

¡Espero que os haya gustado el material que os dejamos hoy por aquí y disfrutéis mucho del trabajo con él en el aula, en casa o en cualquier lugar!

Además, recordar que todos los materiales están plastificados y eso mejora la manipulación, además de su limpieza, que en estos tiempos es más importante que nunca.

Un abrazo inmenso,

Lucía Hdez Maíllo.

Dislexia·lectoescritura·necesidades educativas

Entre rimas

¡Buenos días, pececitos!

No vamos a cantar, pero sí a rimar, ¿veis? ¡Ya hemos empezado el juego!

¿Qué trabajamos?

Las rimas y, por tanto, las sílabas y los sonidos.

Debemos recordar que, según la RAE, una rima es la “semejanza o igualdad de sonidos entre dos o más palabras a partir de la última sílaba acentuada; en especial, aquella que se produce entre las palabras finales de los versos de un poema”.

¿Cómo lo trabajamos?

En cada tira de palabras debemos tener un número amplio de palabras, para que el trabajo fomente el razonamiento de la persona con la que trabajamos.

En la parte superior de la tira dejaremos un espacio en blanco, donde el profesional pondrá la ficha de imagen.

La tarea consiste en que la persona con la que trabajamos busque entre las palabras aquella que rime con la palabra que la imagen representa, por ejemplo, con la imagen de la piña rima la palabra niña. Cuando encuentre la palabra la subraya o redondea.

También podemos hacer el juego a la inversa, subrayar nosotros la palabra y que la persona con la que trabajamos ponga la imagen que representa una palabra que rime con la que hemos subrayado, por ejemplo, subrayo la palabra delfín y ponemos la imagen de un calcetín.

¿A quién se dirige?

Es un recurso muy bueno para cualquier tipo de usuario con el que trabajemos, principalmente para niños con problemáticas en la conciencia fonológica, ya que la conciencia de la rima forma parte de esta.

¿Qué recursos usamos?

Debemos contar con tiras de palabras y fichas de imágenes.

Dislexia·necesidades educativas

Reseña: Método diverlexia

Buenos días, pececitos, marcamos un tanto a las reseñas y empezamos con este libro que recomiendo 100% a cualquier profesional del ámbito educativo:

He de decir que Carmen Silva me ha sorprendido, para bien, con su libro “Método diverlexia. Intervención psicopedagógica de la dislexia”.

Cuando compré el libro lo compré con algo de miedo de que fuese el típico libro que trata la dislexia como quien imparte una clase leyendo las dos horas de un PowerPoint, para qué engañarnos.

Pero no, Carmen Silva ha sido capaz de englobar todo lo que supone la dislexia desde los ejemplos e intervenciones, y ha sido capaz de enseñarme realmente a detectar algunos de los fallos que solemos cometer a la hora de enseñar lectura y escritura.

El método diverlexia, al que hace referencia la autora con su libro, nos muestra que, para hacer una intervención efectiva, primero tenemos que identificar con precisión todos los procesos afectados y tener claro en qué nivel deben tratarse para poder emplear las actividades más adecuadas al momento.

El principio que rige esta metodología es que debemos enseñar a leer a partir de la fonología si queremos lograr un conocimiento explícito del código alfabético y de sus combinaciones, pero siempre respetando el nivel en el que cada persona se encuentra. Se trata en todo caso de enseñar a hacer.

Me he sentido muy identificada con la autora puesto que soy de las que creen que se nos va de las manos cada vez que creemos que enseñar a los niños a leer es mandarle leer a todas horas sin entender cada elemento que supone la lectura; o que enseñarles a escribir supone mandarles escribir cien veces la palabra en la que cometió una falta de ortografía sin explicarles porqué ha cometido esa falta y cuáles son las normas ortográficas que le pueden ayudar a comprender la falta que ha cometido. Mandarle escribir cien veces una palabra no es enseñarle a escribir, es hacerle memorizar una palabra que posiblemente olvidará porque no le hemos enseñado a entender qué reglas tiene la ortografía para que mañana vea esa palabra y sepa cómo se escribe y porqué se escribe así.

Me quedo con un párrafo en el que Carmen Silva señala lo siguiente:

Aún no han aprendido el sentido de la multiplicación y ya van por la tabla del 7, y mañana empiezan la del 8. No han integrado totalmente qué es un sustantivo pero deben diferenciar 4 tipo de nombres. Solo tienen una o dos semanas para aprender todos los detalles de un periodo histórico que duró siglos, sin comprender términos claves para captar los matices más importantes…”

Solo me queda deciros que os recomiendo 100% nadar entre las páginas del libro, porque merece la pena leer y aprender de sus palabras y reflexionar sobre aquellas cosas que creemos estar haciendo bien, pero que debemos empezar a cambiar. Somos docentes, pedagogos, psicólogos… nuestra labor supone reinventarse constantemente, y este es el momento de volver a aprender.

Espero que disfruten tanto como yo de la lectura, por si acaso, les dejo link directo para que puedan acceder a la compra en Amazon:

https://amzn.to/3ijAlP1

Un abrazo,

Lucía Hdez Maillo,

creadora de la pecera de la diversidad.

Dislexia·necesidades educativas

Hundimos la letra.

¡Buenos días, pececitos!

¿Recordáis la pecera que utilizamos para cálculo el día 15 de septiembre? Pues atentos, porque hoy viene marcando un nuevo uso:    


¿Qué trabajamos?  
Mediante este recurso vamos a trabajar principalmente las letras o sílabas, pero el simple hecho de buscar nos ayudará también a trabajar la lectura.  

¿Cómo lo trabajamos?  
El sistema de trabajo es el mismo, tanto si queremos utilizar las fichas de letras como las de sílabas que usamos en la intervención con tarjetas el día 17 de septiembre: en la cumbre de la pecera, marcada por un cuadrado, situamos la letra o sílaba, y, entre las fichas de palabras, tienen que buscar todas aquellas que se inicien con la misma y “hundirlas” en la pecera.  

Con el tiempo podemos ir avanzando la dificultad y hacer que busquen la letra o sílaba al final de las palabras e, incluso, más adelante, a nivel intermedio de la palabra.  

¿A quién se dirige?  
Es un recurso muy bueno para la dislexia, en especial para reforzar el código alfabético (primordial en el aprendizaje de la lectoescritura).  

¿Qué recursos usamos?  
Pecera
Tarjetas de letras (como en la imagen) o fichas de sílabas
Tarjetas de palabras      

Seguro que a vosotros se os ocurren muchos usos más para esta pecera, ¡y estaremos encantados de que nos contéis vuestras opiniones!

Un saludo,

Lucía Hdez Maíllo,
creadora de “La pecera de la diversidad”.
Dislexia·lectoescritura·necesidades educativas

Juguemos a las SI-LA-BAS

¡Buenos días, pececitos! ¿Cómo estamos?

Hoy vamos a trabajar con el siguiente recurso:

¿Qué vamos a trabajar hoy?

A través de estas fichas podemos trabajar la disección de palabras en sílabas.

¿Cómo lo trabajaremos?

Debemos entregar al niño una tarjeta, nunca más para que no existan distracciones, y junto a él, reconocemos primero las imágenes que podemos observar en ella, para asegurarnos que las identifica bien.

Una vez que las imágenes son identificadas, pedimos al niño que coja la primera sílaba de cada una de las palabras correspondientes a cada imagen. Para ello, iremos imagen por imagen, nunca saltaremos a otra sin haber reconocido la división de sílabas de la primera.

Cada vez que identifique la primera sílaba de la palabra, deberá buscar la sílaba entre las fichas de sílabas y colocarla en su lugar. Yo, por ejemplo, las tengo separadas en sobres de la A a la F, de la G a la N y de la Ñ a la Z, para que la búsqueda no sea ni complicada ni fácil del todo. Lo bueno es que, durante la búsqueda de la sílaba correspondiente, va visualizando otras y repasándolas mentalmente.

En mi caso, siempre trabajo con piezas con velcro porque me parece muy fácil la manipulación de material, pero si lo preferís, podéis no poner velcro y dejar los círculos en blanco para que sea el niño quien escriba las sílabas en cada uno, trabajando de esa forma la escritura también.

Lo bueno es que, si lo trabajamos con la piezas ya hechas, como os enseñaba, durante la búsqueda de la sílaba correspondiente, va visualizando otras y repasándolas mentalmente.

¿A quién se dirige?

Este recurso podemos utilizarlo, por ejemplo, en caso de niños con dislexia, definida por Carmen Silva en su libro “Método diverlexia” (2020) como “dificultad permanente y específica que impide la adquisición o desarrollo normalizado de la lectura porque el cerebro procesa este tipo de información de otro modo, lo cual, puede heredarse”.

Debemos tener en cuenta que estos niños, entre otras cosas, presentan dificultades para comprender el código alfabético (vocales, consonantes, sílabas…) y que, por lo tanto, uno de nuestros objetivos debe ser el desarrollo de las habilidades para desglosar palabras a nivel silábico.

¿Qué recursos usaremos?

Tarjetas

Fichas de sílabas

Espero que os haya gustado el post de hoy y que lo recibáis con mucho cariño. Por supuesto, también espero vuestras opiniones.

Un fuerte abrazo,

Lucía Hdez Maíllo,

creadora de “La pecera de la diversidad”.

BIBLIOGRAFÍA

Silva, C. (2020). Método diverlexia. Intervención psicopedagógica de la dislexia. Málaga. Amazon. Autoedicción.

Podéis obtener el libro en el siguiente enlace: https://www.amazon.es/gp/product/B085KFBPVV/ref=as_li_tl?ie=UTF8&tag=lapeceradelad-21&camp=3638&creative=24630&linkCode=as2&creativeASIN=B085KFBPVV&linkId=8a98048b0f0a8c74f07c8116d03d4157