Dislexia·necesidades educativas

Día Mundial de la Dislexia

¡Buenas tardes, pececitos! ¿Cómo están?

En el post de hoy, con motivo del Día Mundial de la Dislexia, conoceremos de cerca este trastorno del aprendizaje.

Cuando hablamos de que un niño tiene dislexia, nos referimos a que este niño presenta dificultades y problemas a la hora de percibir las letras, así como también las presenta al codificar y procesar la información escrita.

El hecho de que un niño tenga dislexia y esta no sea detectada ni tratada de la manera correcta y a tiempo, supone la posibilidad de acarrear un importante retraso educativo.

Por mi parte, a la hora de tratar este trastorno del aprendizaje, recurro en la mayor parte de las veces a la práctica de tareas de composición silábica y deletreo, ya sea en fichas en las que el niño escriba o fichas que se compongan por letras y sílabas que haya que juntar.

Suelo apostar, casi siempre, por el juego, ya que creo que es la forma más sencilla de aprender y, además, la que más se acerca a su realidad.

Por ello mismo cree el juego “piramidal” en el que, a través de una ficha compuesta por una imagen que se sitúa en la cúspide de la pirámide, el niño debe pegar en el escalón más alto la palabra completa; en el segundo, las sílabas que componen esa palabra; y en el tercero, las letras. De esta manera, no solo trabajamos la asociación imagen-palabra sino que trabajamos a su vez la descomposición silábica y la descomposición en letras.

A continuación, pueden ver un ejemplo de ficha elaborado por mi:

20171108_163725

¿Qué opináis del trabajo a través de estas fichas? ¿Creéis que es útil realmente para afrontar la dislexia? ¿Cómo más podemos trabajar este trastorno?

¡Espero vuestras respuestas, opiniones y consejos!

Un saludo,

Lucía Hdez Maíllo.