inglés primaria

Ruleta de repaso, inglés primaria

¡Hola, pececitos! ¿Cómo estáis?

Estamos llegando a la recta final del curso y es hora de comprobar qué conocimientos hemos adquirido y cuáles necesitan un buen repaso.

Para repasar inglés en 3º yo he creado este material:

Se trata del juego de la ruleta e incluye:

  • Una ruleta.
  • 72 cartas.
  • Un dado adicional.

Las 72 tarjetas incluyen 8 áreas de trabajo: comida, ropa, gente, instrumentos, emociones, animales, casa y la categoría “otros”, donde se incluyen, por ejemplo, verbos de acción trabajados.

Además, contienen cuatro estilos diferentes de preguntas: con respuesta “TRUE OR FALSE”; respuestas múltiples (a, b, c, d); respuesta de ordenar letras; o respuesta de escribir directamente la palabra.

Las tarjetas son muy visuales y las preguntas y respuestas son cortas y sencillas, por lo que pueden utilizarlas para todos los alumnos sin dificultad.

¿Cómo podemos jugar?

Yo con mi alumna trabajo en conjunto y usando un dado (normalmente el mismo que creamos para el juego de las emociones).

Tiramos el dado y, así como el número indique, movemos la flecha a ver qué área de preguntas nos toca. Levantamos la carta correspondiente del área y vemos si sabemos responder. En caso de saber responder, nos quedamos la carta; y en caso de no saber, la devolvemos al montón.

Y ahora es cuando os estaréis preguntando, “¿y no es mejor devolverlas al montón aún acertadas dando la oportunidad a todos de responder?”. Pues es una opción, sí, pero en mi caso es una atención individualizada y solo somos dos personas, por lo que aprendemos la una de la otra de las respuestas que se van dando, y practicamos eso que llaman “escucha activa” y que en pocos momentos llevamos a cabo. En caso de ser una clase de muchos alumnos, que es un poco más complicado, sí las devolvería al mazo de cartas.

IDEA: si tenéis la famosa ruleta de IKEA podéis adaptarla poniendo los iconos de cada área y así no necesitaréis el dado. Yo lo uso porque al ser papel la flecha no circula con fluidez.

¡Espero os sirva de ayuda!

Un abrazo,

Lucía Hdez Maíllo.

Atención·cálculo·lectoescritura

Practicando la lógica ortográfica

¡Hola, pececitos! ¿Cómo estáis?

Hoy vengo a enseñaros la nueva adaptación de mi cubo de Rubik para trabajar la ortografía:

El cubo de Rubik tiene mil ventajas en la persona que lo trabaja, desde el control de emociones (debemos tener paciencia y calmarnos cuando no nos sale), pasando por el razonamiento lógico (pensar cómo mover unas para conseguir juntar otras) y llegando a trabajar la resolución de problemas.

En mi caso, lo cree para que la persona con la que trabajaba asociase palabras con cada regla ortográfica de una manera más lúdica, puesto que a veces, leer empieza a “aburrirles” y mi fin era evitar que empezase a rechazar la lectura. Por lo que empezamos a manejar este tipo de tareas.

En este caso, una vez adaptado, sumamos entones la asociación de palabra a regla ortográfica. Como veis, todas las imágenes representan una palabra que se escribe con alguna de las letras que más problemas nos dan a la hora de seguir la ortografía (y, ll, b, v…) y cada regla de ortografía se corresponde con un color. Por lo que, en un principio, los niños o personas tratarán de realizar el cubo siguiendo la lógica del color (sitúan el elemento en su espacio correspondiente, por lo que trabajamos inteligencia espacial también), para después ir razonando porqué esa imagen va en ese color. Por supuesto, de manera previa necesitan tener conciencia de las reglas ortográficas.

No es necesario decir, que a su vez estaremos realizando trabajos motrices óculo-manuales (giro) y habilidad matemática (cuántos giros para llegar a X sin que Y se distorsione).

Yo recomiendo su uso a partir de los 8 años, siempre respetando las características de cada personas, por supuesto.

¿Cuántas cosas más creéis que se trabajan con esta adaptación?

Un abrazo,

Lucía Hdez Maíllo.

Entrevistas

Entrevista a María Cuartero, @mariapedagogia_

¡Muy buenos días María! ¡Qué emoción me hace tenerte por aquí!

Algo que no sabrán los lectores es que nosotras tuvimos una bonita amistad durante los años universitarios y por motivos de la vida estuvimos separadas, pero parece que IG quiso reunirnos de nuevo, ¡y qué bonito está siendo volver a compartir! ¿verdad? Por eso seguramente esté hoy tan emocionada de poder hacer esta entrevista.

LUCÍA: Bueno, antes que nada y a modo de introducción para aquellos que aún no te conocen, María, cuéntanos un poco quién eres y cuál es tu labor en el mundo de la pedagogía actualmente.

MARÍA: Hola Lucía. Primero darte las gracias por invitarme a tu blog, estoy súper contenta por estar hoy contigo.

Soy María Cuartero, de @mariapedagogia_, estudié pedagogía en la Universidad de Salamanca, contigo, y luego pedí la beca SICUE y terminé el grado en la Universidad Complutense.

Me considero una persona alegre y empática, me siento en el “deber” de transmitir esa alegría a los demás y más a lo más pequeños.

Me especialicé en Atención Temprana y TEA (Trastorno del Espectro del Autismo), y actualmente estoy estudiando psicología a distancia.

Desde que terminé la carrera he tenido varios trabajos en gabinetes pedagógicos, colegios y un centro Montessori. Ahí fue donde me encontré con la educación respetuosa y me enamoró, en realidad ya la había conocido antes, pero en el centro Montessori pude profundizar más.

Mi objetivo como pedagoga es dejar el mundo un pelín mejor, intentar que los peques tengan más posibilidades, que los escuchemos más y busquemos su felicidad.

LUCÍA: Para entrar en materia y poner las primeras puntillas al tema, ¿qué es la atención temprana?

MARÍA: La atención temprana es el conjunto de intervenciones que se realizan y se dirigen de 0 a 6 años de edad. El objetivo es prevenir y potenciar el desarrollo de las capacidades de los más pequeños, así como su bienestar.

En atención temprana es necesario un equipo multidisciplinar formado por muchos expertos: pediatras, fisioterapeutas, logopedas, psicólogos, pedagogos… dependerá del centro u hospital. Trabajar con la familia y con distintos profesionales nos permite hacer una intervención más completa y que se ajuste a las necesidades de nuestro peque.

LUCÍA: Los que te conocemos ya, sabemos que una de tus especialidades es la educación respetuosa ¿Qué es, según tu punto de vista, la educación respetuosa?

MARÍA: Para mí la educación respetuosa es la educación en la que se escuchan las necesidades y deseos del niño, desde el respeto y el amor.

Estamos acostumbrados a seguir un currículum estricto en el que si un niño no sabe ciertas cosas tiene que repetir, pero, ¿y si sabe de otras diferentes?

Para mí, es esencial eso. Escuchar qué quiere decir el niño o la niña y cómo lo quiere decir y valorarlo de forma individual, porque probablemente no se parece en nada con lo que tiene que contarnos su compañero de al lado.

Permitir al niño que sea libre para desarrollarse de forma adecuada.

LUCÍA: De todos es sabido que “la chancla en mano” siempre ha sido la manera con la que identificamos los castigos de cuando nosotros éramos más pequeños, y ahora nos parece un mundo lo de cambiar de visión e intentar hacer entender que también podemos educar desde el respeto ¿Cómo podemos trabajar con los padres para que adquieran las habilidades necesarias para llevar a cabo una educación respetuosa?

MARÍA: La constancia es clave para los padres que quieren educar de forma respetuosa.

Si empezamos desde pequeños a educar a través del amor y el respeto nuestros peques copiarán esto. En casa deberemos poner ciertos límites y esos límites no deberán romperse (a no ser que todos lo decidan).

Recomendaría antes de ser mamá o papá leer libros de educación respetuosa, escuchar a Jane Nelsen, María Soto, Marisa Moya o Carmen Fernández-Rivas.

LUCÍA: Y ahora desde la perspectiva de la atención temprana, ¿por qué ves importante trabajar con los pequeños la educación respetuosa y cómo podemos trabajarla?

MARÍA: Creo que es esencial porque el mundo en el que vivimos va demasiado deprisa.
A través de la educación respetuosa les enseñamos a conocer las emociones, conocer cómo se sienten y saber qué quieren y qué no. Se brindan unas herramientas maravillosas que ellos mismos van transformando en lo que ellos y ellas desean.

¿Cómo podemos hacerlo? Desde casa, con el ejemplo, a través de las palabras, con materiales que no los sobrestimulen, reduciendo el uso de las pantallas, buscando momentos familiares únicos… Podemos trabajar proyectos en casa con bandejas sensoriales, puzles y libros dónde los niños descubran “mini mundos” como las abejas, los árboles, los números… ¡Cualquier cosa! Buscando centros que respeten a nuestros peques. Ahora somos afortunados y hay más centros de educación respetuosa, podemos buscar un centro Montessori, Waldorf, o que mezcle varias metodologías.

LUCÍA: Muchas veces, como papás y mamás, se llega a casa cansado, preocupado, distraído… y en muchas ocasiones acaban pagando “los platos rotos” los pequeños de la casa ¿Crees que la gestión de las emociones juega un papel importante en la educación respetuosa?

MARÍA: ¡Juega un papel fundamental!

Se trata de que cuando los papás o mamás lleguen cansados sean capaces de expresarles esto a sus hijos y ellos sean capaces poco a poco de comprenderlo, podemos decir frases como estas:

  • “Estoy cansado cariño, que te parece si me acuesto aquí en el sofá mientras tu juegas a mi lado”
  • “He llegado algo preocupada del trabajo, ¿te importa si leemos un libro y no jugamos hoy a coches?”

Nuestros peques comprenden, poco a poco, si les educamos siempre con amor y respeto ellos nos lo devuelven, eso es lo maravilloso.

LUCÍA: Estarás de acuerdo conmigo, María, si te digo que el mundo de la educación respetuosa no solo es leerse un libro, sino que requiere tiempo y dedicación y conocernos y conocer a los más pequeños de la casa para amoldar todo a cada situación. ¿Crees que a veces el problema recae en que ponemos en práctica una técnica y, como vemos que el primer o segundo día no funciona, lo dejamos por imposible y no buscamos otra manera de que funcione?

MARÍA: 100%. Los padres lo intentan un par de días y al ver que no funciona, abandonan.
La educación respetuosa requiere constancia y tiempo. No podemos pretender construir una casa por el tejado. Requiere paciencia y tiempo, y cuanto antes lo pongamos en práctica mejor.

LUCÍA: Buenos, si por mi fuera me tiraría el día haciéndote preguntas sobre ello porque siempre ha sido un tema que me ha llamado mucho la atención, quizá por lo que decimos de que nuestras experiencias siempre se han basado en el castigo y ahora hemos abierto la puerta a otra realidad ¿no?

MARÍA: De todas formas, para todos los que tengan dudas sobre el tema, u otras cuestiones, pueden encontrarte en el perfil de Instagram @mariapedagogia_

LUCÍA: Ahora, si no te importa, ya solo nos queda el remate final con el “pececuestionario” ¿te ves preparada? ¡Vamos allá!:

  • Libro de tu ámbito que no puede faltar en nuestra biblioteca: Como educar con firmeza y cariño. Jane Nelsen
  • Película que recomendaríais de tu ámbito: No conozco ninguna que me encante.
  • Perfil de redes que recomiendas 100%: Puedo recomendar muchos, voy a intentar recomendar algunos que no se hayan recomendado aquí: @relacionesenpostivo @educabonito_mariasoto @entre_tea @aprendiendoconmontessori
  • Material manipulativo que nos recomiendes para el aula: cesto de los tesoros, botella sensorial, pelota Pikler,…
  • Un referente: Jane Nelsen
  • Revista educativa que recomendarías: La revista pantera. @revistapantera
  • Blog que nos aconsejas: http://www.aprendiendoconmontessori.com

Me encantan las recomendaciones que nos has hecho, siempre aprendo cosas nuevas de lo que nos aportáis quienes vais pasando por aquí, ¡y me encanta!

Muchisísisisisisimas gracias, María, por dedicar parte de tu tiempo a entregarnos tus experiencias y compartir tu punto de vista sobre el tema de la atención temprana y el aprendizaje o educación respetuosa.

¡Tengo mil ganas de que esto pase y podamos vernos y abrazarnos! ¡Un enorme abrazo, de momento virtual!

cálculo·Discalculia

Susi cuenta pecas

¡Bueeeeeenos días, pececitos!

Si Patricio cuenta lunares, nosotros hoy hemos venido a contar pecas con Susi:

“Susi cuenta pecas” es un recurso que, a simple vista, solo sirve para trabajar los números del 1 al 10 bajo el conteo, pero, ¿y si os digo que podemos también trabajar sumas y restas?

Es cierto que la tarea se inicia poniendo cada número en su casilla, dependiendo la cantidad de pecas que tenga Susi, pero, una vez colocados estos, empieza el recurso real.

El material es plastificado, por lo que podemos seguir sumando pecas a cada imagen. Por ejemplo, señalamos la Susi con 5 pecas y preguntamos, “¿y cuántas pecas tendría Susi si le añadiésemos 6?” Con preguntas como esta no solo trabajamos la suma, sino que asociamos el término “añadir” a sumar. Podemos hacer absolutamente lo mismo con la resta.

Otra forma de trabajar es señalar diferentes Susis y decir, “y si Susi de 5 pecas se juntase con Susi de 8 pecas, ¿Cuántas pecas tendría Susi?”. En este caso, estaremos a mayores trabajando la atención y la resolución de problemas.

Si, además, señalamos la Susi de 8 pecas y la Susi de tres pecas, y preguntamos “¿Qué Susi tiene más pecas?”, estaremos trabajando cantidades y mayor y menor.

Pero… ¿y si cogemos la Susi de 10 pecas y le repartimos una a cada Susi? ¿Qué pasaría? ¡Que trabajaríamos la división!

En cuanto a la división, a mi siempre me gusta hacerles entender, que cuando repartimos, no solo estamos dividiendo, sino restando, porque si yo he venido a casa con 10 manzanas, y las reparto, de repente ya no tendré 10, sino menos… y creo que es algo que los niños deben entender también si quieren asociar bien los términos matemáticos.

¿Veis? ¡Siempre podemos sacar el máximo partido a cada recurso!

Un abrazo,

Lucía Hdez Maíllo.

cálculo·Discalculia

Viaje por las seriaciones

¡Bueeeeeenos días, pececitos!

Creo que hoy me he levantado con tantas ganas de viajar que he decidido intentar hacerlo con este material:

A simple vista es un material de lo más básico, y realmente lo es, pero no viene muy muy muy bien para trabajar las series de números, tanto ordinales como cardinales, aunque en imagen se presenten solo los cardinales.

¿Cómo podemos trabajar con él?

Como decía, es una tarea fácil.

Buscamos trabajar principalmente las series numéricas, es decir, las secuencias de números ordenados, y estas pueden ser tanto ascendentes (de menos a más) como descendentes (de más a menos), y centrarse, como antes señalaba, tanto en números ordinales (indican posición) como en cardinales (indican cantidad).

Las series que con estas tarjetas presentamos llevan tres espacios, dependiendo del número con el que iniciemos, trabajaran en ascendente, descendente o ambas. Por ejemplo:

  • Si podemos un 8 en el primer espacio, la serie será ascendente, y la persona con la que trabajemos deberá añadir el 9 y el 10.
  • Si ponemos un 3 en el último espacio, la serie será descendente, y la persona con la que trabajamos tiene que añadir el 2 y el 1.
  • Si ponemos un 20 en el espacio central, la serie será tanto ascendente como descendente, porque la persona debe poner el 19 (más pequeño) y el 21 (más grande).

Lo mismo se daría en el caso de los números ordinales.

Entonces, trabajamos también mayor y menor, ¿no? ¡Efectivamente!

Y, a medida que avanzamos el nivel, podremos trabajar las series pidiendo que los números vayan de dos en dos, por ejemplo, si yo en el centro pongo un 20, deben añadir el 18 y el 22; o de tres en tres, cuatro en cuatro o… ¿Qué tal si trabajamos las multiplicaciones y pedimos que, si ponemos en el centro un 8 (2×4), nos pongan delante el resultado de 2×3 y detrás el resultado de 2×5?

También podemos hacer nosotros una serie, y que ellos adivinen el patrón de la misma, por ejemplo, ponemos un 6, un 8 y dejamos un espacio y deben adivinar que el siguiente es 10 porque hemos ido sumando dos al número anterior.

¡Caben miles de posibilidades!

¿Qué otras cosas trabajamos, además de la conciencia numérica?

Pues algo tan importante como el cálculo mental, la lógica, la resolución de problemas o la atención.

¡Detrás de un “simple” recurso, se accionan miles de mecanismos “complejos”!

¡Buen viaje por las seriaciones, pececitos!

Un abrazo,

Lucía Hdez Maíllo.

Entrevistas·lectoescritura

Entrevistamos a Ascen y Nerea, de @pedagotrasteando

¡Muy buenos días, pequeños trastos! Hoy no podía por menos que saludaros de este modo, en nombre de las dos maravillosas personas que nos acompañan.

LUCIA: Ascen y Nerea, ¿Cómo estáis? La verdad es que estoy muy emocionada por teneros en la sección porque sois uno de los mayores apoyos de La pecera, y ¡qué menos que dedicaros este espacio para conoceros y que el resto de gente también vea lo gran profesionales que sois!, ¿ponemos un poco al día a nuestros lectores y nos contáis quiénes sois y cuál es vuestra profesión?

ASCEN Y NEREA: ¡Hola pececitos! Es un placer compartir un poquito de nosotras contigo y esta comunidad tan bonita, nos hizo muchísima ilusión cuando nos propusiste esta entrevista.

Os contamos: ambas somos maestras de Educación Infantil y pedagogas y tenemos el Máster en Atención Temprana. Ascen tiene, además, el Máster en Psicología de la Educación y formación en apego. Somos apasionadas de los niños y, si juntas eso con el mundo de la diversidad funcional, pues nos parece lo más jejeje. Por ello, nos especializamos en Atención Temprana, ya que unía ambos mundos. Poco a poco, fuimos, al mismo tiempo, especializándonos en TEA y he aquí el resultado: actualmente trabajamos como terapeutas en una asociación cuyos destinatarios son niños de entre 0 años a edad adulta, aunque nosotras solo atendemos de 0 a 18 años, generalmente. Formamos parte de un equipo multidisciplinar que adoramos, al igual que adoramos a nuestr@s chic@s y sus familias.

LUCIA: El día 23 de abril, que está a la vuelta de la esquina, se celebra el día del libro, y si os soy sincera, yo soy una apasionada de la lectura, quizá por eso me gusta tantísimo el área del fomento de la lectura desde edades muy tempranas. Sé que a vosotras también os gusta el trabajo con los cuentos, es una de todas las cosas que nos unieron desde el primer momento. Contadnos, ¿qué importancia creéis que tiene la lectura en el desarrollo lingüístico, personal y emocional de un niño?

ASCEN Y NEREA: Efectivamente Lucía, somos unas apasionadas de la lectura a nivel personal y, esta pasión la extrapolamos a nuestro ámbito profesional, puesto que consideramos fundamental estar en continua formación. En los cuentos vemos un recurso al que se le puede sacar gran partido, ya que los mejores aprendizajes se basan en la motivación y la curiosidad y esta es la esencia de los cuentos, sobre todo, cuando escoges aquellos que despiertan este instinto en el destinatario. En esta línea, debemos escoger cuentos teniendo en cuentas las características e intereses personales y contextuales del niñ@.

En este sentido, en muchas ocasiones, nos surge explicar a los niños aspectos vitales que nos resultan muy difíciles con palabras y los cuentos nos facilitan esta tarea. Además, ofrecen un lenguaje e ideas más adaptadas al niñ@, ejemplos visuales, les permite situarse en el lugar del protagonista mientras están inmersos en una historia apasionante… A todo ello, le sumamos que es una forma de introducir nuevo vocabulario, expresiones, ideas para la resolución de conflictos, les ponen en situaciones distintas, ayudan al autoconcepto, la autoestima, emociones, acercan al código lectoescritor, a la interpretación de imágenes y otras mil cosas más. Recordemos que un cuento no solo ofrece una lectura del código escrito, sino también del visual.

LUCIA: Creo que el trabajo de la imaginación es fundamental para ese desarrollo del que hablamos, pero, así como existen cuentos que fomentan esa imaginación, existen cuentos que fomentan las habilidades sociales, algo que para mí, en especial, es muy importante, puesto que trabajo con personas con discapacidad que, en la mayoría de los casos, presentan limitaciones a la hora de relacionarse con otras personas, ¿cómo podemos utilizar, desde vuestra experiencia, el cuento como recurso de trabajo para el desarrollo de las habilidades sociales?

ASCEN Y NEREA: Sin duda alguna, como comentábamos, el cuento nos permite situarnos en el lugar del protagonista y sentir de forma más viva la historia, con lo cual nos permite empatizar de una forma mucho más sencilla que en la vida real con otras técnicas. Somos de la idea de que todo, adaptado, puede valer para todo. Así, los cuentos también nos dan pie a ver distintas posibilidades sobre cómo iniciar conversaciones, cómo mantenerlas, cómo expresar determinadas cosas, cómo empatizar, mostrar nuestras ideas o pensamientos de forma asertiva y no asertiva, dan pie a interaccionar con otras personas si la lectura es compartida, a controlar nuestros impulsos (esperando a llegar al final para conocer el desenlace), etc.


Desde esta perspectiva, podemos crear actividades a partir del cuento o previas (de forma que en el cuento concluyamos lo que hemos trabajado), pensar en preguntas que nos permitan trabajar distintos aspectos de las habilidades sociales, conversar sobre el cuento, ser críticos y dar pie a la expresión de opiniones sobre el mismo…

LUCIA: El desarrollo de las propias habilidades sociales, conlleva que la autoestima de la persona aumente. El tema de la autoestima también puede ser directamente trabajado desde distintos aspectos, pero, siguiendo con el hilo de los cuentos, ¿qué cuento podría ayudarnos a trabajar la autoestima con los más pequeños?

ASCEN Y NEREA: Pues, en verdad, cualquier cuento, enfocando nuestra perspectiva a este objetivo y adaptándolo a ello, podría valer. Como decimos, nos gusta mucho “trastear las cosas y ver nuevas posibilidades más allá de aquellas a las que están destinadas”, pues somos de la opinión de que un recurso tiene tantas posibilidades como nuestra imaginación determine y tantos límites como le pongamos y, a nosotras, lo de los límites no nos va mucho jejeje.


En nuestras manos tenemos grandes herramientas y muy poco costosas: las palabras. Con ellas podemos trabajar infinidad de cosas. Así, con los cuentos podemos usar preguntas para que reflexionen y se valoren a sí mismos, comentarios, dinámicas…, llevándonoslos a nuestro terreno. Así, por ejemplo, un cuento que hable de una rutina podemos llevárnoslo a ver las cosas que hacemos en nuestro día a día, las que ya sabemos hacer y las que tenemos que practicar un poco más; un cuento que hable de descripciones, podemos llevarlo al terreno de las descripciones internas, es decir, a las cualidades que poseemos; un cuento sobre superhéroes, de igual forma, podemos usarlo para ver “nuestros superpoderes” …

LUCIA: Un tema importante en el establecimiento de relación con los otros, es la mentira, algo que cuando somos más pequeños es habitual, ya que aún no entendemos el bien y el mal con propiedad, ¿existen cuentos que nos ayuden a entender qué supone una mentira? ¿Cuál nos recomendaríais y cómo podríamos trabajarla a través de él?

ASCEN Y NEREA: Creemos que, actualmente, hay cuentos sobre cualquier temática.


Como dices, por esa dificultad para entender los conceptos de bien y mal, a la que hay que sumar algo tan abstracto como una mentira y, además, el reflexionar a priori sobre posibles consecuencias derivadas de un acto; los cuentos son una herramienta muy útil porque permite visualizar la mentira como algo más tangible y cercano a través de una situación, unos personajes… Entre los cuentos con los que podríamos trabajarla, nos gusta mucho, para edades más tempranas, “La verdad según Arturo”, que representa a la mentira con un personaje y la hace más cercana a la realidad del niñ@ y, para niñ@s un poco más mayores, “La cosa que más duele del mundo”, ya que nos ofrece de forma muy visual el dolor y las consecuencias que acompañan a una mentira.

LUCIA: Algo que me resulta curioso, creo haberlo comentado en algún momento en las redes, es el hecho de que cuando nos hacemos adultos, perdemos el interés en los cuentos (al igual que por las películas de dibujos), porque creemos que es algo infantil que ya no puede aportarnos nada. Personalmente, creo que estamos muy equivocados, porque incluso a los adultos nos quedan siempre muchas cosas por aprender ¿por qué creéis que puede pasar esto? ¿qué opináis sobre la lectura de cuentos en adultos?

ASCEN Y NEREA: A nuestro juicio, no es que perdamos el interés, sino que nunca lo hemos tenido porque nadie nos ha despertado la curiosidad y el gusto por la lectura (ya sea porque no hemos tenido modelos cercanos o porque no hemos dado con el libro adecuado para nosotros) o, como ocurre muchas veces, porque los adultos de nuestro entorno (ya sean padres, docentes u otros) nos han hecho ver en la lectura una obligación, algo “que hay que hacer”.


Creemos que esto es un error y que la lectura es algo que nos tiene que atraer, que motivar, que debe suponer un momento de desconexión de nuestro entorno y reconexión con nosotros mismos, con los personajes y la historia; un momento placentero y lúdico y, posteriormente, sin darnos cuenta, llegará el aprendizaje porque van de la mano en este caso: por medio de los cuentos aprendemos vocabulario, aprendemos a decodificar imágenes y letras, aprendemos a “leer entre líneas”, conocemos otras culturas, otros lugares, otros puntos de vista, experimentamos nuevas sensaciones… TODO ELLO, QUERIDOS PECES, ES APRENDIZAJE EN SÍ MISMO, aunque no lo valoremos como tal y, por ello, despertar esa pasión, debería ser una de las metas de todos los agentes educativos.


A esto tenemos que añadir, que somos de la idea de que una persona ama un libro cuando lee, por primera vez, algo que le engancha, que le supone un reto, una curiosidad, que le permite soñar, descubrir nuevos universos… En este sentido, conozcamos a la persona y brindémosle oportunidades para amar la lectura, una lectura adecuada a él y no a otro, a sus gustos, intereses, capacidades, deseos…

LUCIA: Para terminar, chicas, ya sabéis que por La pecera tenemos la costumbre acabar las entrevistas con el “pececuestionario”, ¿estáis listas? ¡Empecemos!:

  • Libro de vuestro ámbito que no puede faltar en nuestra biblioteca: hay tantos que nos es muy difícil decidir, pero entre algunos, recomendamos, para los profesionales de la educación, los de César Bona y Mar Romera; para profesionales que trabajen con chic@s que presentan TEA, el de “El cerebro autista. El poder de una mente distinta” y, para las familias, “El cerebro del niño explicado a los padres” de Álvaro Bilbao.
  • Película que recomendaríais de vuestro ámbito: para conocer más el TEA series como “Atípico” o “The good doctor”.
  • Perfil de redes que recomendáis 100%: La pecera, por supuesto, nos hace aprender cada día y otros como el de @dlo.lopez (del ámbito educativo), @orientamediagabinete y @siembraestrellasal (para profesionales sobre todo), @equilibristaalarmista (para el ámbito de la AT) y @play.funlearning (para familias y profesionales que quieran poner en práctica el aprendizaje por medio de juegos. Nos encanta María).
  • Material manipulativo que nos recomendéis para el aula: los story cubes, el geoplano, los pinchitos…
  • Un referente para vuestra labor: sin duda, si tenemos que elegir entre profesionales del ámbito de la Atención Temprana, Julio Pérez López, un referente para nosotras al que, además, hemos tenido la suerte de conocer muy de cerca.
  • Revista educativa que recomendaríais: la de Educación 3.0 y la de REDIS (sobre discapacidad).
  • Blog que nos aconsejáis: Orientación Andújar, Siembra Estrellas y El sonido de la hierba al crecer son unos básicos para nosotras, encontramos inspiración y miles de ideas y recursos.
    Ascen y Nerea, ¡muchísimas, muchísimas, gracias, por participar en la sección y permitirnos disfrutar de vosotras, pero, sobre todo, por compartir vuestras experiencias y enseñarnos tanto.

¡Vaya, miles de gracias por añadirme en vuestras recomendaciones! Espero que los lectores hayan tomado nota de todo y que hayan aprendido mucho, ¡seguro que sí!

¡Un abrazo enorme, y miles de gracias, a ambas!

Dislexia·lectoescritura·necesidades educativas

Mi caja Teacch en lectoescritura

¡Bueeeeeenos días, pececitos!

Hace ya tiempo os hablaba de los beneficios de trabajar con las cajas Teacch (en especial las de mi querida Patricia, de @teachingbox) en mis publicaciones de IG, además de que Patricia nos explicó los mismos en una entrevista que le hicimos en diciembre del pasado año para nuestro blog, la cual podéis encontrar en el apartado entrevistas del mismo.

En el día de hoy, quería presentaros el material que he creado para adaptar la propia caja a la lectoescritura, y este es el resultado:

Tan solo he necesitado unos palos de pinchos morunos de colores que son de plástico duro y muuuuuuchas imágenes y letras para trabajar palabras de 7 letras.

¿Cómo podemos trabajar con él?

La verdad es que como siempre digo, cualquier material es bueno para trabajar si tenemos la meta clara y, en este caso, he fijado varios objetivos de antemano, aunque a mayores podamos trabajar otros más específicos:

  • Con el objetivo de trabajar la asociación imagen-palabra, el funcionamiento del material consistiría en que el profesional coloque en el primer agujero una imagen y la persona con la que trabajemos escriba primero en un papel la palabra que se corresponde a la imagen y después la forme en la caja buscando las letras, una a una, entre los palos de letras. Esto también nos ayudará con la ortografía.
  • Con el objetivo de asociar imagen-letra, podemos trabajar de diferente manera. En este caso, el profesional sitúa una letra en el primer agujero de la caja y la persona con la que trabajamos busca los palos de imágenes cuya palabra se inicie con esa letra.

En ambos casos, al acabar, podremos preguntar “¿qué más se escribe con esta letra?”, o, por ejemplo, “¿por qué crees que se escribe con b y no con v?”.

Lo ideal es que siempre nombren qué aparece en la imagen y lean las palabras.

Partiendo desde esos objetivos generales, también podemos rellenar toda la caja con palabras (hay cuatro espacios para crear palabras) y que se inventen una historia con esas palabras que después deberán leer, lo que nos ayudará con la escritura, la ortografía, la expresión, la creatividad…

Otra cosa que podemos hacer es clasificar las palabras: separarlas por cómo empiezan, por número de sílabas, por si son animales, cosas, profesiones….  En este caso, trabajamos la atención, el léxico, las clasificaciones, identificación silábica…

¡Hay mil maneras de trabajar con el material, sin duda!

Un abrazo, Lucía Hdez Maíllo.

Dislexia·lectoescritura·necesidades educativas

Mis tarjetas de sonidos

¡Hola, hola, pececitos!

Como habéis podido ir comprobando en este mes, al ser el mes de la lectura y la lengua española, he querido centrarme en ofrecer recursos dirigidos a las letras (cuentos, materiales, entrevistas del ámbito…).

Hoy quería presentaros mi recurso de letras y sonidos:

Es un recurso que cuenta con fichas donde tenemos cada letra acompañada de las vocales y, a mayores, un montón de monedas con palabras.

¿Cómo podemos trabajar con él?

Trabajamos primero los sonidos que aparecen en cada una de las tarjetas y, más tarde, tenemos dos opciones:

  • Mostrar todas las tarjetas en el espacio e ir poniendo encima cada moneda que represente el sonido de la tarjeta.
  • Ir sacando una por una las tarjetas para ir poniendo las monedas con las palabras que se correspondan a cada sonido.

Yo suelo ser partidaria de la primera opción puesto que la primera, al presentar todas las tarjetas, puede influir en la atención y potenciar el “despiste”.

En un nivel superior del trabajo con el material, podemos incluso crear historias con las monedas de palabras, hacer clasificación de palabras y diseccionar en sílabas las monedas de palabras.

¿Porqué me gusta tanto este material?

Hay niños, como aquellos que tienen dislexia, que necesitan trabajar diferentes áreas fonológicas y gramaticales, todas ellas abordadas desde este material.

Con este material trabajamos:

  • Conciencia silábica/identificación silábica.
  • La lectura: reforzamos los sonidos y los asociamos con palabras y si lo usamos con los más peques, podemos trabajar solo con las fichas de letras para introducción a la lectura.
  • Comprensión mismo sonido-diferente letra.
  • La ortografía puesto que vemos las diferentes palabras y porqué llevan unas B/V, C/K/Q.…, lo que también nos ayuda a trabajar el razonamiento y la atención.
  • Si las usamos para la creación de historias, además, trabajaremos imaginación y morfosintaxis…
  • Podemos trabajar también la clasificación de palabras a través de las monedas.

Al estimular en el niño la conciencia fonológica y silábica, contribuimos al refuerzo-aprendizaje de las reglas de correspondencia fonema-grafema, lo que nos ayuda a trabajar en el desarrollo y corrección del área de lectoescritura.

Un abrazo,

Lucía Hdez Maíllo.

Entrevistas

Entrevistamos a Estefanía, de @profesoresdeele

¡Bienvenida a la sección de entrevistas, Estefanía! Hoy estoy hasta nerviosa porque vamos a tratar un tema que sé que a muchos de nuestros lectores les va a encantar. Cuando se junta la docencia y los temas de necesidades… ¡siempre sale algo bueno!

LUCÍA: Estefanía, de @profesoresdeele, está hoy aquí para hablarnos de la labor que desempeñan los profesores de ELE. Pero, si no te importa, Estefanía, ¿podrías primero contarnos quién eres y cómo has llegado a impartir clases de ELE?

ESTEFANÍA: Lo primero de todo, dar las gracias a @lapeceradeladiversidad por contar conmigo para esta entrevista, es un verdadero placer.

Mi historia comienza en 2012, cuando decidí estudiar el Grado en Estudios árabes e islámicos en la Universidad de Salamanca (USAL), lo que viene a ser la antigua Licenciatura de Filología árabe. Siempre me he considerado amante de las culturas ajenas a la mía, y pensé que era una gran oportunidad para conocer de lleno la cultura arabo-islámica. Recuerdo que durante esos cuatro maravilloso años cursé un par de asignaturas optativas sobre la enseñanza del español a extranjeros y fue todo un descubrimiento.

Tras finalizar mis estudios, decidí realizar el curso de Formación de Profesores de Español en el Colegio de español, Tía Tula, (Salamanca), avalado por el Instituto Cervantes. Debido a mi formación, me dieron la oportunidad de realizar las prácticas en un proyecto de voluntariado para la alfabetización de refugiados sirios e iraquíes en la misma Salamanca, un proyecto que la antigua jefa de estudios, la conocida Monserrat Villar González, había creado. Fue sin duda una de las mejores experiencias de mi vida y me brindó la oportunidad de el poder unir lo que era realmente mi pasión “el mundo arabo-islámico” con la cultura y lengua que me vio nacer “la española”.

Esa experiencia me marcó tanto que procedí a realizar un taller, pero en esta ocasión, en la Casa árabe de Madrid, con el nombre de “Cómo enseñar español a refugiados sirios y palestinos”, impartido por Nadia Jallad y Victoria Khraiche. Tras finalizar este taller, tuve muy claro lo que realmente era mi vocación. Hablé con Victoria Khraiche sobre la posibilidad de especializarme en este ámbito, y me recomendó realizar el Máster oficial en Didáctica del Español como Lengua Extranjera en la Universidad Nebrija (Madrid), y así fue. Como he comentado antes, cada vez que se me ha presentado la oportunidad, he intentado unir la cultura árabe con la cultura española, y esa oportunidad se me volvió a dar de nuevo a la hora de tener que elegir mis prácticas del Máster: Viví durante dos meses en Tetuán (Marruecos), mientras realizaba las prácticas de profesorado en el Instituto Cervantes de dicha ciudad.

Estas experiencias al final no han hecho otra cosa que reafirmar que estaba tomando el camino correcto. Una vez finalicé mis estudios, el Colegio de español, Tía Tula, me dio de nuevo la oportunidad de trabajar con ellos, pero en esta ocasión, como profesora titular. Actualmente, continúo trabajando con ellos, y espero que durante mucho tiempo más […jaja] pues tengo unos compañeros maravillosos y aprendo mucho de ellos diariamente.

LUCÍA: Para quienes no conocían el trabajo que desempeñáis los profesores de ELE, cuéntanos, ¿qué es ser profesor de ELE? ¿Cuáles son vuestras funciones y objetivos?

ESTEFANÍA: Ser profesor de E/LE es vivir la docencia de español para extranjeros como una oportunidad de difundir y dar a conocer nuestra extraordinaria lengua y cultura al mundo.

Ante todo, nuestras funciones y objetivos giran en torno a las necesidades del alumnado, es decir, adaptarse a sus propias metas. No consiste en abrir un libro y terminarlo, consiste en que el alumno sea consciente de que lo que va aprendiendo, le es válido, y que va avanzando en sus conocimientos.

Nosotros, en Tía Tula, no consideramos a los alumnos como un grupo, sino como usuarios independientes, aunque las clases se den de forma grupal. Como he dicho antes, atendemos a las necesidades del alumnado de forma individual, pues cada persona es un mundo, tiene diferentes objetivos, dificultades, intereses, etc.

Actualmente los profesores impartimos clases de conversación, individuales, grupales (que van desde los niveles A1-C2, según el MCER), preparación del DELE y SIELE, además de cursos para profesorado, no obstante, si los alumnos necesitan otro tipo de clase más exclusivas siempre intentamos adaptarnos creando nuevos cursos.

LUCÍA: Seguro que algunos de nuestros lectores se están haciendo la siguiente pregunta ¿Qué debemos estudiar si queremos ser profesores de ELE?

ESTEFANÍA: Lo primero de todo aconsejaría a aquellos que quieren probar suerte en este ámbito realizar algún curso o taller previo como, por ejemplo, el que realicé yo en el Colegio de español, Tía Tula, para saber si de verdad tenemos vocación.

En varias ocasiones han asistido a mis clases profesores en prácticas para observarlas y aunque son pocos, algunos se dan cuenta que realmente no es lo suyo. Antes de comenzar un máster especializado, ya que supone una gran inversión y un gran esfuerzo, optaría por lo que os acabo de comentar, ir tanteando y si en verdad, como me pasó a mí, sientes que es lo tuyo, te animaría a buscar un buen máster de E/LE. Algo importante que debo añadir es que busquemos un máster siempre oficial y presencial, aunque actualmente la situación quizás no nos permita la oportunidad.

Por otro lado, algunos másteres presentan dos opciones: estudiar la didáctica o la lingüística. Básicamente depende de nuestros objetivos. Si te interesa más conocer cómo impartir clases de E/LE, los recursos necesarios y la creación de materiales, sin duda elige un máster de didáctica; si por el contrario tu intención es realizar un doctorado para investigar en este ámbito, elige la lingüística. Yo opté por la primera opción y no me arrepiento. La Universidad Nebrija cuenta con los mejores docentes de cada ámbito y todos trabajan simultáneamente en prestigiosas universidades públicas de Madrid.

Una vez terminado el máster, aconsejaría realizar cursos que nos faciliten la reinserción laboral, como son los de Examinador del Dele o los de Formación de tutores de prácticas docentes.

Me gustaría aprovechar la ocasión, si me lo permites, para hablar de un tema que realmente me disgusta: El requisito de poseer el Máster de Profesorado, antiguo CAP, para opositar y dar clases de español como lengua extranjera en la Escuela Oficial de Idiomas.

En el caso de querer enseñar lengua española en Secundaria lo veo razonable, sin embargo, no siento lo mismo en cuanto a la Escuela Oficial de Idiomas.

No es lo mismo dar clases de lengua castellana a españoles, que dar clases de español como lengua extranjera. La formación que nosotros obtenemos en un Máster especializado en E/LE es mucho más completa que la que se pueda obtener en un Máster de Profesorado y sin duda, salimos mucho más preparados para ese tipo de enseñanza. El que yo, después de toda mi formación, no tenga derecho a presentarme a unas oposiciones para ser profesora de E/LE en la Escuela Oficial de idiomas me parece indignante. Espero que con los años se nos dé el lugar que realmente merecemos.

Totalmente de acuerdo con lo señalado, Estefanía, puesto que los pedagogos nos sentimos igual en muchos de los ámbitos. Por ejemplo, nosotros, entre otras cosas, estamos preparados para ser formadores de formadores y, aun así, debemos sacarnos titulaciones extras, entre ellas el Máster de Secundaria, por ejemplo, donde se imparten las mismas asignaturas que en nuestro Grado. Hay tantas personas en nuestra misma situación… ¡ojalá consigamos que vean que esto es totalmente incoherente!

LUCÍA: Por lo que puedo suponer, en el aula tendrás personas de diferentes procedencias y con diversas necesidades en el ámbito del aprendizaje ¿Cuáles son algunos de los problemas o necesidades qué sueles encontrar en aula a la hora de enseñarles?

ESTEFANÍA: Quizás, lo que hace bonito a este trabajo es precisamente esa diversidad cultural. Una de las cosas que más me gusta es que ellos compartan y comparen su cultura con la nuestra; no solo ellos aprenden, sino que, seguramente, aprenda yo mucho más que ellos.

En cuanto a las dificultades, es lógico que aquellas personas que tienen una lengua materna muy diferente a la nuestra tengan más dificultades. Por ejemplo, el chino es un idioma muy diferente al español: Los caracteres, la pronunciación, etc. Normalmente estos alumnos necesitan más tiempo que los demás para conseguir una buena pronunciación, además, solemos contar con otro problema, y es el de que arrastran un método tradicional (gramática-traducción). En china los docentes suelen ser muy estrictos, distantes y sus clases se basan en largas explicaciones gramaticales, el problema es que después tienen problemas para la comprensión y expresión oral. Muchas veces se sorprenden con la cercanía de los profesores españoles, su energía, expresividad, su insistencia por las clases muy comunicativas… Hay que lidiar con su timidez. Debemos hacerles entender que saber gramática no es saber español, es una parte más en su proceso de aprendizaje, pero hay que saber usarla en un contexto.

También me gustaría añadir que, aquellos alumnos que tienen como lengua materna el inglés, suelen cometer el error de usarlo continuamente en las clases, porque presuponen que el inglés es el idioma más importante y todos lo conocemos, algo que suele perjudicarles.

En nuestras clases se habla español el 100%, desde el minuto uno incluso en los niveles más bajos. No podemos acostumbrarles, ellos tienen que sentir la necesidad de que deben expresare en español para poder entenderles, es la única manera de que avancen. Si recurrimos siempre al inglés nunca aprenderán.

Otro de los problemas con los que nos encontramos es que muchos alumnos tienen la necesidad de superar un nivel rápidamente, pensando que, si pasan, por ejemplo, de un B1 a un B2, por el simple hecho de decir que tienen un B2 van a saber desenvolverse mejor, y no es cierto. Es preferible que los alumnos se tomen su tiempo, y si es necesario, en alguna ocasión, que repitan el nivel; en ningún caso se debe considerar un fracaso. Es mejor asentar unas bases que pasar de un nivel a otro y sentirse perdido.

LUCÍA: Por curiosidad, ¿alguna vez habéis contado en vuestra aula con algún alumno que presentase discapacidad? Cuéntanos un poco la experiencia si es así.

ESTEFANÍA: Por supuesto, en varias ocasiones. Recuerdo, por ejemplo, que tuve a dos chicas con discapacidad auditiva y no es ningún problema. Los alumnos siempre son lo primero y tienes que adaptarte a ellos, ser paciente, ofrecerles seguridad, hacerles saber que siempre vas a estar ahí para lo que necesiten y, sobre todo, no hacerles sentir diferente a los demás, porque no lo son. Puede que tengan algunas dificultades extra, pero son igualmente capaces. Los alumnos, además, suelen ser muy comprensivos con personas que tienen este tipo de dificultades.

LUCÍA: ¿Nos podrías hablar un poco sobre alguna técnica para la enseñanza de una nueva lengua?

ESTEFANÍA: Como considero que es vocación, diría y suena tópico, ser tú mismo. Los alumnos adoran la naturalidad, no quieren un profesor robot, que vengan a clase a dar una lección y ya. Quieren cercanía, sentir que pueden contar contigo.

Una de las cosas que me encanta hacer es compartir mis experiencias con ellos; al final son muchas horas y acaban siendo tus amigos. Para darles la seguridad de que compartan su vida contigo, primero, tendré que compartir yo mi vida con ellos, así funcionan las clases. Y siempre, siempre, un método basado en la comunicación. Antes he puesto el ejemplo de los sinohablantes, tenemos que cambiar esos hábitos. Hay que intentar una enseñanza que integre todas las destrezas.

LUCÍA: En base a tu experiencia, y teniendo en cuenta lo que apuntábamos más arriba sobre las diferentes procedencias, ¿Cuáles son los principales miedos que has detectado en los alumnos con los que trabajas?

ESTEFANÍA: Quizás, un poco el miedo al “error”. En muchas culturas, e incluyo la nuestra, queremos hablar o escribir sin errores desde el principio. Este “miedo” hace que los alumnos se sientan inseguros y prefieran callarse antes que equivocarse, les da vergüenza que esto ocurra. Como profes hay que transmitirles que los errores son necesarios para mejorar, y que no son algo que castigar, sino una herramienta de aprendizaje.

LUCÍA: Creo que, Estefanía, hoy hemos conocido una parte de la docencia que muchos de nosotros no controlábamos y que creo que tiene muchísima importancia en la convivencia y la igualdad.

Ahora, si no te importa, ya solo nos queda el remate final con el “pececuestionario” ¿te ves preparada? ¡Vamos allá!:

  • Libro de tu ámbito que no puede faltar en nuestra biblioteca: Gramática de uso del español (SM).
  • Película que recomendaríais de tu ámbito: Más que películas diría cortometrajes. Suelo utilizar muchos en mis clases de conversación y funcionan realmente bien. Uno que causó furor entre mis alumnos fue “El examinador”, enganchó mucho a los alumnos y estaban deseando ver el final.
  • Perfil de redes que recomiendas 100%: Por supuesto @profesoresdeele, cuenta que actualmente administro. Podéis encontrarnos en IG, Facebook e Instagram. Toda la información que ofrecemos está relacionada con la enseñanza de español: cursos, ofertas de trabajo, noticias, infografías y no pueden faltar nuestros “viernes de humor”.
  • Material manipulativo que nos recomiendes para el aula: Uff, esto es realmente complicado… Pero si tengo que elegir algún manual me decanto por “Método de español” (Anaya) y “Experiencias” (Edelsa), porque dan mucho juego a la hora de conversar en las clases.
  • Un referente: Pues todos mis compañeros de trabajo son mi referente diario y en especial, mi actual jefa de estudios, Laura Hernández Ramos, una crack.
  • Revista educativa que recomendarías: Marco ELE y Ruta ELE
  • Blog que nos aconsejas: El nuestro profesoresdeele.org. Realizamos publicaciones todas las semanas y podéis encontrar actividades muy chulas que hemos realizado los profesores de Tía Tula.

Parece que hemos llegado al final de la entrevista, Estefanía, y la verdad es que ha sido un gran placer tenerte en La pecera aportando tus experiencias y abriendo nuevos ámbitos en los que también se lucha por la igualdad desde la educación. ¡Muchísimas gracias por tu gran labor y por acompañarnos hoy!

Espero que pronto podamos volver a vernos,

¡Un enorme abrazo!

lectoescritura·necesidades educativas·Pedagogía Hospitalaria·Trastorno del espectro autista (TEA)

Ser “hermano de”

Hola pececitos, ¿cómo estáis?

Ayer en mi perfil de instagram, quise hacer alusión a un tema muy importante para mi como es el de “ser hermano de, el impacto de la enfermedad o discapacidad en los hermanos” y escribía lo que describo a continuación:

“Los “hermanos de” suelen ser los grandes olvidados del proceso y pasan por sentimientos como:

😒 Celos. Su hermanx requiere mucha atención y tiempo por parte de los papis, lo que reduce la disponibilidad para él/ella.

😔 Soledad. Los ingresos o distintas horas de terapia y visitas médicas con su hermanx provocan que tengan que quedar al cuidado de otros familiares o personas del entorno.

🤭 Culpabilidad. Intentan buscar un sentido y pueden concluir en que el diagnóstico sea consecuencia de su comportamiento o un mal pensamiento.

😡 Enfado. Este sentimiento va hilado con el de celos y soledad. Sienten que nadie les tiene en cuenta y que “sobran”.

😨 Miedo. Temor a que a su hermanx le pase algo o que incluso a él/ella le vaya a pasar lo mismo.

🤯 Ansiedad. Tienden a asumir que deben compensar a sus padres y ser lxs mejores en los estudios, labores, en lo social… y cuidar a su hermanx. La carga puede llegar a ser superior a la que son capaces de asimilar.

Para que esto no ocurra debemos trabajar también con ellxs, atenderles y dar respuesta a sus necesidades, darles información sobre lo que pasa, escuchar sus sentimientos y seguir compartiendo tiempo con ellos, aunque sea poco y espaciado, pero siempre buscar momentos para llevar a cabo todo esto.”

Hoy estoy aquí para continuar con este tema, pero esta vez en la explicación al hermanx sobre qué es el TEA, puesto que nos encontramos en una semana de visibilidad dedicada al TEA.

Debemos tener en cuenta, que es muy importante facilitar a los hermanxs información adaptada a su edad y conocimientos sobre qué es el TEA y hacerlo sin dar visiones idílicas de la situación que puedan llevar a pensamientos erróneos, ya que dependiendo de su edad pueden tomarse las explicaciones con literalidad.

Mi consejo para los más pequeños es que hagamos uso de diferentes libros y cuentos existentes para explicarles qué puede suponer que su hermanx tenga TEA, y en esta ocasión quería hablaros del libro “Mi hermano es especial. Mi hermano tiene Autismo”, de Marta Schmidt-Mendez.

MI Hermano Es Especial Mi Hermano Tiene Autismo: Un Cuento Acerca de  Aceptacion: Volume 1 Necesidades Especiales: Amazon.es: Schmidt-Mendez MA,  Marta, Liberman-Bert, Lucia, Mironiuc, Andreea, Agras, Telma: Libros

Este cuento está destinado a niños de 5 o 6 años que tienen hermanxs o amigxs con un diagnóstico TEA y nos cuenta la historia de una hermana que está deseando tener un hermano, por lo que empieza a prepararse para ser la mejor hermana mayor del mundo. En un momento, la familia empieza a comprender que el pequeño empieza a tener cambios a nivel emocional y comunicativo y se visualiza la confusión y el dolor que todo esto supone en el entorno, pero también nos permite ver, siempre desde los ojos de esa hermana mayor, todo lo bonito y maravilloso que se esconde a través de la aceptación.

A través del cuento no solo daremos respuestas a qué supone que nuestro hermanitx tenga TEA, sino que también daremos respuesta a todas esas emociones que van aflorando durante el proceso, tanto antes como después de recibir un diagnóstico, y nos ayudará a que los hermanxs comprendan mejor todo el cambio que sufre su vida.

¿Alguien por aquí ya lo ha leído? ¿Cuáles más nos recomendáis?

Un abrazo enorme,

Lucía Hdez Maíllo.